Benedicto XVI: "Amemos con valentía a Cristo y la Iglesia".

24/11/2010, AUDIENCIA GENERAL. Sala Pablo VI.
“Aprendamos de Santa Catalina a amar con valentía, de manera intensa y sincera, a Cristo y la Iglesia”. Lo dijo el Papa esta mañana, en el Aula Pablo VI, a los 9000 peregrinos que participaron en la audiencia general, durante la cual fue presentada la figura de Santa Catalina de Siena, terciaria dominica, mística, doctora de la Iglesia y co-patrona de Europa, que vivió en Italia entre 1347 y 1380. Benedicto XVI recordó que Santa Catalina llevó una vida dedicada a la oración, la penitencia, las obras de caridad y a la intensa actividad de consejo espiritual a personas de cualquier orden social, incluso el Papa Gregorio XI. La santa fue una madre espiritual para muchas personas, y el Papa subrayó que la Iglesia recibe un gran beneficio de la maternidad espiritual de muchas mujeres, consagradas y laicas que “alimentan en las almas el pensamiento hacia Dios y refuerzan la fe de la gente”.
Benedicto XVI describió las dos visiones más famosas de la santa sienesa: la del esponsorio con Cristo, que le dona un anillo visible sólo a ella, y la del intercambio del corazón, en el cual Jesús pone su corazón en el pecho de Catalina, quien le había ofrecido el suyo. “Todos nosotros – comentó el Papa – podemos dejarnos transformar el corazón y aprender a amar como Cristo”, gracias a la oración, a la meditación de la Palabra de Dios y los sacramentos, sobre todo al recibir frecuentemente y con devoción la Comunión.



Santa Catalina de Siena

Queridos hermanos y hermanas:

La vida espiritual de santa Catalina de Siena tenía como centro el amor a Cristo, y destacaba por una profunda oración, penitencia y caridad. Realizó una intensa actividad de consejo espiritual entre personas de toda clase, promoviendo la reforma interior de la Iglesia y la paz entre los Estados. Gracias a la riqueza de su enseñanza, fue declarada Doctora de la Iglesia por el Papa Pablo VI. Movida de un gran amor hacia la Iglesia, exhortaba a los ministros sagrados, también al Papa al que llamaba el “dulce Cristo en la tierra”, a que fueran siempre fieles a su ministerio.
* * *

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los venidos de Chile, España, México, República Dominicana y otros países latinoamericanos. Siguiendo el ejemplo y la enseñanza de Santa Catalina de Siena, os invito a todos a amar a Cristo y a la Iglesia con un amor cada vez más intenso y sincero. Muchas gracias.

Fuente: H2ONews, Vaticano

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"