NATIVIDAD DEL SEÑOR. 24 de Diciembre - La Misa del Gallo.

MONICIÓN DE ENTRADA.

24 de Diciembre de 2010. La liturgia de esta noche, grande y bella, nos irá mostrando el camino preciso de la celebración. Pero, además, queremos que la habitual bienvenida a la Eucaristía tenga más fuerza, más contenido, más amor, aún si cabe. El Señor ya está aquí. Le hemos esperado. Hemos intentando, asimismo, convertirnos a Él para facilitar el camino de su llegada. Ya está aquí. Como veis el templo está lleno de luz y el mantel del altar es el de los grandes acontecimientos. Es nuestra cena litúrgica de Nochebuena, como la que acabáis de celebrar en casa y que luego continuareis tras la Eucaristía. El Señor viene. El Señor –el Niño Dios—ya esta aquí… Un silencio profundo, una quietud total, envolvió la Tierra en esos momentos previos al Nacimiento. En eso estamos.


 Benedicto XVI en la Misa del Gallo reflexionó que con el nacimiento del "portador de la promesa de paz", el "Dios con nosotros", la distancia infinita entre Dios y el hombre ha quedado superada (Youtube)


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 1- 14

En aquel tiempo salió un decreto del emperador Augusto, ordenando hacer un censo del mundo entero. Este fue el primer censo que se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Y todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad. También José, que era de la casa y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret en Galilea a la ciudad de David, que se llama Belén para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta. Y mientras estaban allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada. En aquella región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño.

Y un ángel del Señor se les presentó: la gloria del Señor los envolvió de claridad y se llenaron de gran temor. El ángel les dijo:

- No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.

De pronto, en torno al ángel, apareció una legión del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:

- Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que Dios ama.

Palabra del Señor


Fuente: Betania.

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"