Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María (8 Diciembre)

MONICIÓN DE ENTRADA

El 8 de Diciembre celebramos la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de Santa María Virgen. Y esa idea "la de concepción sin pecado de María" estuvo antes en el corazón del pueblo que en la aprobación oficial de la Iglesia. En España nada menos que desde el siglo XVII y luego por todos los paises católicos. Pío IX, el 8 de diciembre de 1854, declaró la concepción sin pecado de la Virgen como Dogma de fe. Es, por tanto, una fiesta que tiene un origen popular pleno que nos inunda de alegría. Celebramos, además, esta fiesta en medio del Adviento –hace tres días nos reuníamos aquí con en la eucaristía del Domingo Segundo de Adviento—y ello no es una casualidad. María está presente en nuestra espera de la Redención, que eso es el Adviento. Es mensajera especial de nuestra esperanza en ese milagro portentoso de que el Dios omnipotente se haga Hombre y venga a salvarnos.


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 26- 38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo:

- Alégrate, llena de gracias, el Señor esta contigo.

Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo:

- No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Y María dijo al ángel: 

- ¿Cómo será eso, pues no conozco a varón? 

El ángel le contestó: 

- El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.

María contestó: 

- Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. 

Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor


Fuente: Betania

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"