Cáritas Jerusalén.

Cáritas en Jerusalén. Algún edificio, gente ocupada en la computadora que trabaja a ritmo completo para ayudar a las personas víctimas de un conflicto interminable. La directora, Claudette Habesch, lleva en los ojos todo el entusiasmo de una jovencita, mientras narra las actividades de esta organización que tiene más de 40 años.

“Hoy Cáritas tiene muchas actividades: en Jerusalén, la Franja de Gaza y en Gaza. Y algo también en Israel, aunque la mayor parte está en Palestina”.

“Cáritas fue fundada aquí en 1967 para responder inmediatamente a las exigencias de la población que se encontraba en condiciones de pobreza bajo la ocupación israelita”.

“Por eso fue creada Cáritas, para acompañar a las personas. Desafortunadamente, como hace 43 años, también hoy Cáritas debe responder a las primeras necesidades de la gente”.

“Debemos responder en Gaza a las situaciones de emergencia, a la guerra, a los sufrimientos”.


35 mil familias de diversas religiones asistidas, la gestión de tres centros sanitarios, uno localizado en Gaza, 450 becas de estudio para estudiantes pobres, 85 puestos de trabajo creados y más de 100 seguros sanitarios garantizados a núcleos en desventaja, y además un centro para ancianos en Ramallah y uno de recuperación para toxicodependientes en la Jerusalén vieja, junto a una actividad de micro crédito. Son sólo algunos de los números que emergen del balance de las actividades de Cáritas Jerusalén, fundada en 1967, después de la Guerra de los Seis días. Cáritas es presidida por el Patriarca latino de Jerusalén, Fouad Twal. Indica el lazo indisoluble con la Iglesia católica, universal y abierta a todos.

“Nosotros somos miembros de un movimiento internacional, Cáritas, somos una organización humanitaria, ayudamos a todos los hijos de Dios sin discriminación alguna”.

“Sabemos que hoy los cristianos están en dificultad, es, ciertamente, una parte de nuestro trabajo, y por eso, no los olvidamos, pero nuestro trabajo está también en Gaza, en donde los cristianos son sólo 2.000-2.500, nosotros no discriminamos”.

Después de la entrevista observa complacida las fotos que la muestran junto a Juan Pablo II. Sonríe y nos cuenta todo lo que el pontífice, próximamente beato, apreciaba estos proyectos. Pero existe una historia que continúa todavía hoy. “La caridad no terminará nunca”.

Fuente: H2ONews.

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"