Santiago, un camino lleno de misión.

¿Te imaginas que cada año más de 1 millón de personas caminaran durante días para visitar tu casa?

Es lo que ocurre desde hace de miles de años en Santiago de Compostela. Allí llegan cada día personas de cualquier edad y desde cualquier parte del mundo, porque en esa "casa" de Santiago hay algo que les espera.


Y es que hace siglos, cuando no había mapas, ni ordenadores, ni teléfonos móviles y mucho menos tablets, los peregrinos partían hacia Santiago en un acto de fe y valentía. No conocía los idiomas ni las costumbres de los lugares que tendrían que atravesar, pero salían de su tierra y comenzaban un viaje de días, semanas, meses o incluso años.

Con los ojos bien abiertos, y el corazón dispuesto a superar el cansancio y las dificultades, los peregrinos caminan guiándose unos a otros y compartiendo lo que son y lo que tienen. ¿Acaso no os recuerda esto un poco a la vida misionera?
Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"TRANSFORMANDO EL MUNDO HACIENDO IGLESIA"