Amor, fe, libertad.

Éstos son los puntos principales sobre los que os invitamos reflexionar durante este mes de Agosto. Pues el verano es tiempo de descanso, de estar con la familia, con los amigos..., pero también es tiempo de reflexión, meditación, oración y de encuentro con Dios.
  • Veracidad: amor a la verdad. Difundir la verdad con un lenguaje actual y simpatía. Responsabilidad personal en la configuración de la sociedad. Creadoras de la cultura.
  • Vida de fe: descubrir el sentido de la existencia fuente de alegría; respuesta a la Voluntad de Dios.
  • Desprendimiento. Libres para imitar a Jesucristo.
PARA PENSAR

El hombre busca naturalmente la verdad. Está obligado a honrarla y atestiguarla: "Todos los hombres, conforme a su dignidad, por ser personas (...), se ven impulsados, por su misma naturaleza, a buscar la verdad y, además, tienen la obligación moral de hacerlo, sobre todo con respeto a la verdad religiosa. Están obligados también a adherirse a la verdad una vez que la han conocido y a ordenar toda su vida según sus exigencias".

Si el mundo ha salido de las manos de Dios, si Él ha creado al hombre a su imagen y semejanza y le ha dado una chispa de su luz, el trabajo de la inteligencia debe, aunque sea con un duro trabajo, desentrañar el sentido divino que ya naturalmente tienen todas las cosas; y con la luz de la fe, percibimos también su sentido sobrenatural, el que resulta de nuestra elevación al orden de la gracia. No podemos admitir el miedo a la ciencia, porque cualquier labor, si es verdaderamente científica, tienda a la verdad. Y cristo dijo: "Ego sum veritas. Yo soy la verdad".

Y tras recordar tan crudamente nuestra personal insignificancia, encarecer ante vuestros ojos otra estupendad realidad: la magnificiencia divina que nos sostiene y que nos endiosa. Escuchad las palabras del Apóstol: "Bien sabéis cómo ha sido la liberalidad de Nuestro Señor Jesucristo que, siendo rico, se hizo pobre por vosotros, de modo, que vosotros fueseis ricos por medio de su pobreza". Fijaos con calma en el ejemplo del Maestro, y comprenderéis enseguida que disponemos de temas abundantes para meditar durante toda la vida, para concretar própositos sinceros de más generosidad. Porque cada uno de nosotros debe identificarse con Jesucristo, que se hizo pobre por ti, por mí, y padeció, dándonos ejemplo, para que sigamos sus pisadas.

En esta época, considerada por muchos postmoderna y como tal escéptica ante la verdad sobr el ser humano, necesitamos reencontrarla para salvar la identidad humana. El camino no puede ser la imposición violenta o el adoctrinamiento directo y subliminal de la verdad que proponernos. Pensemos, como el nuevo beato, que el camino es el estudio y un amable diálogo que muestre no sólo la solidez lógica de nuestros argumentos, sino también nuestro amor por el interlocutor. Como señalaba el Papa Francisco con respeto a la fe: "Ésta (la fe) siempre presenta alguna oscuridad que no le quita la firmeza de su adhesión. Hay cosas que sólo se comprenden y valoran desde esa adhsesión que es hermana del amor, más allá de la claridad con que puedan percibirse las razones o los argumentos".

PARA PREGUNTARSE
  1. ¿Leo y medito el Evangelio, para transmitir a otros esa buena noticia?
  2. ¿Soy sincera y delicada con los demás, sabiendo que es condición necesaria para forjar una amistad?
  3. ¿Tengo la preocupación por difundir la verdad sobre el respeto a la vida, el matrimonio y la familia en mi propio ambiente? ¿Puedo decir que estoy haciendo lo que está en mi mano para favorecer una legislación adecuada en estos ámbitos?
  4. ¿Acudo al Señor con confianza, sabiendo que siempre escucha mi oración?
  5. ¿Sé que mi oración no eliminará las dificultades pero me dará fuerza para llevarlas con garbo? ¿Pido al Señor que me aumente la fe para cumplir su voluntad?
  6. ¿Sé enfocar las vocaciones de un modo cristiano? ¿Cuento con la gracia de Dios?

PARA VIVIR
  1. Intentar leer cada día el santo Evangelio.
  2. Procurar acercar a alguna amiga a mi fe cristiana, enseñándole con el ejemplo.
  3. Pedir a la Virgen valentía para hablar siempre con claridad y defender la verdad.

LECTURAS RECOMENDADAS
  • Catecismo de la Iglesia Católica, del punto 2465 en adelante.
  • Homilía Es Cristo que pasa: "Vocación cristiana" (San Josemaría Escrivá de Balaguer).
  • Homilía de Amigos de Dios: "Desprendimiento" (San Josemaría Escrivá de Balaguer).

Fuente: Reflexiones de nuestro querido D. José Ramón Bascarán durante el retiro espiritual para mujeres, impartido esta semana. 


Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"