Escribe el Párroco: "El catecismo parroquial es la alegría del futuro"

El catecismo parroquial es la alegría del futuro, Jesús dijo: “Id y bautizad a todos los pueblos en nombre de Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado”.

Reflexionando:
¡Qué importante es el Bautismo! ¡él es la puerta de entrada al reino de los cielos! El Bautismo inicia el camino de salvación, que se desarrolla a través de los sacramentos
, la Palabra y la oración, porque el bautismo nos hace miembros de Cristo, es decir miembros de su Cuerpo Místico, que es la iglesia, en donde se realiza la salvación que Jesús nos ganó con su muerte y resurrección. ¡Qué importante es el Bautismo!

Y yo me pregunto: ¿Y qué hacemos con la 2ª parte de lo que mando Jesús, en su último mandato antes de subir al cielo? Nos quedamos solo con el bautismo o hay algo más; que significa ese mandato: “enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado”.  Ese mandato se cumple cuando papá y mamá enseñan a sus hijos de, palabra y de obra, la fe que ellos tienen y practican o debieran practicar, la fe que pidieron a la Iglesia el día del bautismo, y que la Iglesia entrego a su hijo al bautizarlo. Ese día, papa y mama, se comprometieron a cumplir exquisitamente ese mandato de Jesús. Además, lo prometieron libre y públicamente. Ellos son los primeros responsables de enseñar la fe a sus hijos. Este proceso necesita de los sacramentos y de la palabra, que Jesús dejo en depósito a la Iglesia con el deber de entregar la Palabra explicándola y sirviendo generosamente los Sacramentos a todos los fieles, cuando están preparados. Por eso los padres deben recurrir a la mediación de la Iglesia cuando sus hijos crecen y llegan a la edad conveniente para recibir los demás sacramentos de la Iniciación. Y la Iglesia les responde con una benemérita Institución que se llama Catecismo parroquial, en el que interviene toda la comunidad parroquial que recibió a esos niños en el santo sacramento del Bautismo, y en donde los padres están implicados de un modo gozoso y responsable.

¡El catecismo parroquial! Solo los padres que viven negativamente el compromiso bautismal tienen reservas y hasta escoceduras con esta institución llamada Catecismo.

Al contrario, debiera ser la etapa más hermosa de la formación cristiana y humana de sus hijos. La etapa en que están más acompañados en esa tarea. La etapa en la que contemplan como sus hijos se van integrando en la comunidad, a través de la preparación y recepción de los sacramentos. Es una estupenda etapa de crecimiento en la fe, tanto para los hijos como para sus padres. ¡Cuántas personas, de un modo gratis y generoso, se implican en esta tarea de servicio a los padres y a sus hijos! Como hemos de agradecer a nuestro Señor para que nunca falten en nuestras comunidades, estas almas generosas y valientes, que reciben esta tarea en sus parroquias. ¡El Catecismo parroquial! Que etapa más bella y hermosa, que todos debiéramos cuidar y apoyar.
 
El Catecismo es fuente de unión, de alegría, y de esperanza.

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"