Nuestras dulces madres Cofrades

Celebramos hoy a nuestra Señora la Virgen de los Dolores. Allí, al pie de la cruz de Jesús, está María. Hoy, en esta celebración de la Eucaristía, la contemplamos a ella, en su dolor: su hijo está muriendo, y está muriendo por nosotros porque nuestros pecados son la causa de la Pasión y muerte del Señor.

  Consagración de la Cofradía de los Dolores  
La contemplamos en su dolor, pero al mismo tiempo la contemplamos en su fe y en su inmenso amor por nosotros Ella cree que esta muerte será fuente de vida para todos nosotros. Que ella nos ayude hoy a celebrar esta fe. En esta Eucaristía se renueva el Sacrificio de Cristo en la Cruz y Ella esta aquí, al pie de la cruz, al pie de este altar.

Oh María, Madre de nuestro Redentor, Madre de la Iglesia, al final de esta celebración de la Eucaristía te miramos a Ti con confianza y amor.

En esta Fiesta memorable para nosotras, recordamos tu propia participación en los sufrimientos y muerte de Cristo, tu Hijo.

¡Madre de todos los fieles! Ya que tu amado Hijo te dijo, cuando permanecías firme al pie de la cruz: “¡Mujer, ahí tienes a tu hijo!” (Jn 19,26). Desde ese momento, y a través del curso de la historia
humana, eres la madre no solo del discípulo amado, sino de cada miembro de la Iglesia. Eres nuestra dulce Madre.

Tú cuidas de todos nosotros como hijos queridos. Ves en cada uno de nosotros el rostro de tu amado Jesús e intercedes en favor nuestro y por la redención del mundo Oh Madre de los Dolores, presentamos ante ti a los enfermos y a los ancianos y a todos los oprimidos por el pecado.

Encontraran en Ti un refugio seguro y una ayuda consoladora. Les llevaras tiernamente, pero con seguridad, a los pies de la cruz triunfadora.

Oh Inmaculado Corazón de María, tan lleno de amor hacia tu Hijo, os consagramos la juventud de nuestro pueblo, en cuyos ojos brilla el futuro. Protégela del maligno.

Hazles capaces de ver que solo tu Hijo “es el camino, la verdad y a vida” (jn 14,6), que solo en El hay un futuro lleno de esperanza de vida verdadera fundada en el amor.

O Virgen santa de Nazaret, ponemos ante ti las familias de nuestra parroquia; todas, con sus hijos, están llamadas a formar una comunión de amor para toda la vida.

Consérvalos, siempre fieles, como tú lo fuiste. Fieles a la Palabra de Dios que da la vida.

Oh Madre y Señora nuestra, Virgen Dolorosa, míranos aquí a tus pies y acoge la consagración de esta Cofradía y de cada una de nosotras, las que estamos aquí presentes y las que, impedidas, no han podido asistir. Nos consagramos con completa libertad, confianza y amor.

Haz que seamos fieles y dóciles a nuestros estatutos, que hoy prometemos cumplir con amor y responsabilidad.

Oh María, modelo de santidad y primera discípula de tu Hijo, te consagramos nuestra parroquia, sacerdotes y fieles, guíanos a todos por camino de conversión constante, por el sendero de la renovación espiritual y concédenos el don inapreciable de que surjan entre nosotros abundantes vocaciones sacerdotales y religiosas.

Ayúdanos a todos a creer con convicción lo que tu creíste al pie de la cruz: que la muerte humana no es la última palabra, ya que la última palabra pertenece a Dios, el Dios del Amor y la misericordia, el Dios que ha salvado al mundo por la cruz victoriosa de tu Hijo, y nos llama a la vida gloriosa del cielo. Amen













Descarga la Hojita de la Misa de Nuestra Sra. de los Dolores!

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"VIVE LA SEMANA SANTA DE SANXENXO!"