Escribe el Párroco: "Andrés y Juan flipados por Jesús"

San Juan Bautista no solo dedicaba tiempo a las multitudes preparándolos para el encuentro con el Mesías, sino que atendía y formaba mas intensamente a al grupo de discípulos que le acompañan, entre los que se encuentran Juan, hermano de Santiago y Andrés, hermano de Simón Pedro. Ellos ya conocen bien lo que seria el Mesías, las profecías que lo mencionaban en el A. T., como el cordero, la serpiente en el estandarte; los santos que lo anunciaban como David, Moisés, Samuel, Isaías, etc.

Escribe el Párroco: "¡Que don tan grande hijos de Dios!"

Este episodio del comienzo de la vida pública de nuestro Señor, el Bautismo, nos lleva a admirar al Señor que se pone en la cola de los pecadores para ser bautizado por Juan, como un pecador mas ¡Que humildad la tuya Señor!

Jesús con este gesto, se hace solidario de toda la humanidad. Y, además, nos revela al Padre y al Espíritu Santo.

Escribe el Párroco: "¡Un nuevo año! Déjate acompañar".

La pandemia que todavía está encima de nosotros, puede verse desde muchos ángulos. Yo prefiero verla desde el Angulo cristiano. “Todo lo que nos sucede, todo, es para bien si amamos a Dios”. Lo decía San Pablo. Quizás nosotros estemos obcecados por el miedo, la obsesión, etc. y no podamos verlo. Pero yo estoy seguro que Dios tiene un plan para todo esto. Y aunque parece un mal terrible, quizás no lo sea tanto, tanto, como a veces nos lo presentan.

Feliz Navidad comunidad!

"Pongamos nuestra mirada en el Niño y dejémonos envolver por su ternura". Decía el Papa Francisco, y es que tras un año muy difícil para todos, desde nuestra comunidad parroquial y muy en particular, nuestro querido Párroco Don Samuel, nos gustaría desearos unas felices fiestas.

Escribe el Párroco: "¡Jaire, kejaritoméne!"

Vivimos de cerca los acontecimientos que precedieron al nacimiento de Jesús, y hoy en concreto el anuncio que el ángel Gabriel hizo a santa María de los planes que Dios tenía para ella en la historia de la salvación.

San Josemaría aconsejaba entrar en la escena, para vivirla desde dentro, como un personaje más: “No olvides, amigo mío, que somos niños.

Escribe el Parróco: "Tiempo de espera ¡Podemos mejorar!"

La espera santa del Adviento. Venimos preparándonos desde hace ya dos semanas a otra nueva conmemoración del nacimiento de nuestro Dios. ¡Que no nos acostumbremos a esta espera ni nos cansemos de ella! Qué bueno sería que, en nuestro interior y también en nuestro exterior, se notara esta espera ilusionada que produce cambios reales y grandes, aunque parezcan pequeños. Es que aguardamos un nuevo renacimiento de Dios en cada uno.

Escribe el Párroco: "Deshaciendo entuertos originales".

Comenzamos en este segundo domingo de Adviento la lectura del Evangelio según san Marcos, que es el que escucharemos la mayor parte de los domingos y solemnidades de este año litúrgico.

San Marcos resume en una sola frase el contenido de todo el 2º Evangelio: “Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios” (v. 1).

Escribe el Párroco: "Velad... ¡comenzar y recomenzar...!"

«Estad atentos y vigilad, porque ignoráis cuándo será el momento»

Hoy, en este primer domingo de Adviento, la Iglesia comienza a recorrer un nuevo año litúrgico. Entramos, por tanto, en unos días de especial expectación, renovación y preparación. Jesús advierte que ignoramos «cuándo será el momento» (Mc 13,33). Sí, en esta vida hay un momento decisivo.

Enlaces Parroquiales

Parroquia San Gines de Padriñan. Comunidad Parroquial.

"TRANSFORMANDO EL MUNDO HACIENDO IGLESIA"